Soluciones para la Industria del Petróleo y Gas

Plataformas y Estructuras Sumergidas

En las plataformas de Exploración y Producción existen multiples oportunidades para el desarrollo del biofilm y las consiguientes incrustaciones. Las plataformas semisumergibles permanecen largos períodos de tiempo estacionarias lo que hace que las pinturas antifouling sean poco efectivas para las partes sumergidas. Lo mismo sucede en las estructuras de producción fijadas al fondo del océano. La aparición del biofilm en las superficies es el primer paso que permite a otras especies adherirse a la superficie y causar daños a la pintura lo que formenta la corrosión.

 

Mediante el uso de sistemas de protección basados en ultrasonido podemos mantener libres de algas e incrustaciones las superficies sumergidas, reduciendo gastos de mantenimiento y tiempos muertos de operaciones.

 

Sistemas sustentables, probados, garantizados y totalmente libres de mantenimiento.

Tuberías de Transporte de Hidrocarburos

Las tuberías de transporte de hidrocarburos y de agua de procesos, pueden ver su diámetro interno reducido debido a la formación de incrustaciones de diferentes sales que precipitan en su interior, este problema causas considerables gastos de limpieza mecánica (pigging) que requieren de tiempos de parada de producción. Por otro lado las tuberías sumergidas son atacadas en la parte exterior por el biofilm y la formación de algas e incrustaciones.

Disponemos de diferentes tecnologías desde ultrasonido, ácidos orgánicos y anillos anti-incrustaciones para reducir ó eliminar las incrustacioes de carbonatos y otras sales deposicionales.

 

Sistemas sustentables, probados, garantizados y totalmente libres de mantenimiento.

Tratamiento in situ de Aguas Oleosas

Las instalaciones petroleras costa afuera y los barcos de procesos y de servicios generan diferentes aguas con alto contenido de Hidrocarburos y de otros contaminantes, llamadas genericamente aguas oleosas. El tratamiento y disposición de estas aguas es un proceso  peligroso y altamente costoso, en la actualidad la mayoría de las soluciones que propone el mercado incluyen el traslado a tierra, la separación del poco crudo aprovechable, la incineración de los residuos y la disposición final, tareas que no siempre se llavan a cabo en el mismo sitio.

La legislación Mexicana y de la mayoría de los paises contemplan un límite máximo legal de contenido de Hidrocarburos (TPH) de 15 ppm en las aguas de vertimiento, nosotros  proponemos el tratamiento in situ de las aguas oleosas y contaminadas por diversas fuentes, mediante el uso del producto CM FFC 500 LF que permite reducciones de TPH desde más de 600 ppm hasta menos de 15 ppm en menos de 48 horas, combinadas con otras tecnologías amigables con el medioambiente para tratar las aguas oleosas en el mismo lugar donde se generan.

Esta solución conlleva considerables reducciones en costo de transporte marítimo y terrestre y en gastos de disposición final. Además de minimizar los riesgos inherentes al manipuleo de sustancias altamente contaminantes. Por otro lado, el operador que genera los residuos mantiene el control sobre los mismos, lo que minimiza los riesgos legales que implica ceder a un tercero el tratamiento de residuos peligrosos.

 

Sistemas sustentables, probados, garantizados y totalmente libres de mantenimiento.

Limpieza automática de presas y tanques de lodo de perforación base aceite

Durante le perforación, y de acuerdo a la litología que se esté atravesando, pueden ser necesarios uno o varios cambios del tipo de lodo y en el caso de que el lodo a utilizar no sea compatible con el anterior se debe efectuar la limpieza total de los equipos y contenedores del sistema de circulación de lodos. La tarea de limpieza debe de hacerse rápidamente una vez que el nuevo lodo desplazando al anterior llega a superficie, en ese momento deben de limpiarse las temblorinas y la presa de asentamiento para continuar la perforación. Actualmente la limpieza se hace en forma manual con métodos mecánicos que necesitan que tres o más personas deban de ingresar y permanecer en espacios confinados con todos los riegos que ello implica. El tiempo medio de limpieza actual es de 24 - 36 horas durante las cuales no se puede avanzar con la consiguiente pérdida del costo del equipo de perforación, sin contar los días de producción perdida.

Un problema similar ocurre en los barcos que transportan lodos de perforación (Barcos Loderos), ya que el lodo en los tanques tiende a asentarse en las áreas donde los agitadores no llegan. Estos asentamientos acumulan el material de mayor densidad y se hacen muy difíciles de limpiar, con la consiguiente perdida de tiempo de operación y el aumento del riesgo para el personal.

Crescent Mexicana ha desarrollado un sistema de limpieza automático patentado, que reduce los tiempos de limpieza a menos de 12 horas sin la entrada de personal a áreas confinadas. El sistema consta de un robot manejado en forma remota que inyecta, con alta presión y caudal, un fluido en base agua que se asocia a la base diesel del lodo integrándolo a la columna de agua, este proceso permite bombear facilmente el contenido de la presa hacia un separador externo donde se separan los sólidos. El fluido se reutiliza a través de un sistema cerrado de circulación.